jueves, 11 de diciembre de 2014

La cosmocracia

El modelo, propuesto por John Keane en su libro "La Sociedad Civil Global y el Gobierno del Mundo" es, probablemente, una de las visiones más sólidas y coherentes acerca del funcionamiento del sistema político mundial actualmente. Así que creo que puede ser interesante resumirlo aquí, para aquellos que tengan interés en estas cuestiones.

Los nuevos actores macro dentro del orden mundial se incorporan a la red de actores en existencia previa y añaden otro nivel de complejidad al tejido del mismo. Se construye así un modelo que consiste en una vasta red de organizaciones estatales y no estatles en interrelación constante y no jerárquica entre sí, formando un modelo en red. "Es un conglomerado de instituciones subestatales, estatales y supraestatales entrelazadas y solapadas y de procesos multidimensionales que interactúan, con efectos políticos y sociales, en la escala global”, en palabras del propio Keane.
Esta red estaría más desarrollada y solidificada, sería más poderosa y amplia, en los países más globalizados que en aquellos más autoritarios, o incluso aquellos tenuemente relacionados con la globalización, pero no estaría ausente por completo de casi ninguno (la zona externa a la cosmocracia, los países que abiertamente la rechazan como Corea del Norte, es más bien pequeña, e incluso esos países a menudo tienen importantes relaciones con otros de su entorno con lo cual siguen indirectamente vinculados con la cosmocracia). Esta red se articula en tres niveles, siendo el menor el local, luego el nivel de las organizaciones estatales que agrupan varios estados (como las uniones regionales) y finalmente por el nivel de las organizaciones supraestratales; todos esos niveles están interrelacionados a través de sus interacciones institucionales, creando una red de movimiento de información y poder a lo largo de los tres niveles completamente descentralizada (hasta el punto de que esa infracentralización del poder puede suponer un serio problema).
Pero este orden político que se establece no es fijo, sino que cambia continuamente en el tiempo con la evolución de sus diferentes elementos cada uno en una dirección propia, haciendo que se recombine de nuevas y originales maneras continuamente. Finalmente, este modelo posee un carácter claramente duradero, más allá de las contingencias del presente en que se está gestando, aún cuando posea debilidades como su propia entropía por falta de poder centralizado, el papel clave de los Estados Unidos por encima del resto de países y la falta de democracia y la opacidad de un sistema complejo, difícil de entender, y que raramente muestra como funciona abiertamente.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.